Oasis Pamplona

Oasis Jardín Casa de las Mujeres de Pamplona

A lo largo de la trayectoria del Colectivo Urbanas, se han realizado y participado en diversos y variados proyectos centrados en la identificación de necesidades y propuestas para la incorporación del enfoque de género en nuestra ciudad. No solo referido a la planificación urbana, sino de manera más amplia, contemplando la incidencia que el diseño que la ciudad tiene en la seguridad, la movilidad, la vivienda, así como en la participación de las mujeres y la promoción de la igualdad. Estos proyectos han generado todo un abanico de propuestas de mejora, contemplando el punto de vista y las necesidades de las mujeres de nuestra ciudad. Propuestas que atienden a cuestiones muy concretas en algunos casos, pero en otros apuntan hacia líneas de trabajo a desarrollar (la ubicación de una farola o de un banco como cuestión concreta y la propuesta de revisión de la normativa urbanística, como ejemplo de temática más amplia y de necesario desarrollo).

Como decimos, los proyectos y acciones, así como los espacios de participación de la asociación, han sido y son diversos y variados, y han permitido una labor de incidencia política que daba respuesta a los objetivos de la propia asociación; siempre se ha tratado de proyectos de carácter participativo, en los que se ha contado con la colaboración, contribución y apoyo, en especial, de las mujeres.

Para el proyecto de este año queremos dar un paso cambiando el foco; buscamos pasar de la reflexión a la acción. En esta ocasión no pretendemos partir de una detección de necesidades, sino promover la generación de espacios de colectividad mediante los que las personas de una comunidad (de un barrio o de todo un municipio) participen del diseño y la construcción de un sueño común con sus propias manos, movilizando talentos y recursos locales.

Para el desarrollo de esta idea contamos con la metodología OASIS, una propuesta que puede ayudar a generar espacios de comunidad, desde la participación, desde el aquí y ahora de un territorio o espacio concreto, y con un impacto especialmente significativo en las personas y comunidades que se involucran.

El “juego” del OASIS es una metodología de movilización comunitaria, basada en siete etapas[1] (la mirada apreciativa, el afecto, el sueño, el cuidado, la acción, la celebración, la re-evolución); se trata de un proceso que conduce a que en el periodo de siete días (una semana o dos fines de semana), una comunidad desarrolle un cambio en su paisaje urbano como punto de partida para generar la transformación social. Previamente es necesario desarrollar un importante trabajo de preparación y diseño.

Procesos de este tipo tienen el valor del compromiso y la corresponsabilidad de todas las partes; tienen también el valor de transformar las maneras de hacer tanto de las instituciones como de la ciudadanía, de mejorar la confianza, la escucha y el diálogo. Son, en el fondo, un proceso educativo que nos capacita para participar, para vivir en términos colectivos, para construir comunidad, partiendo de todo lo que tenemos, atendiendo a nuestros sueños y contando con nuestros talentos y recursos).

El término “oasis”, constituye un símil referido a espacios de confianza donde es posible recuperar la acción colectiva, cultivar el espíritu de emprendimiento social cooperativo a través de la mirada apreciativa, de la búsqueda de las oportunidades, talentos y conocimientos. Y al mismo tiempo se fortalecen las conexiones afectivas entre las participantes, generando un contexto propicio para impulsar procesos autónomos de transformación social y lograr el empoderamiento tanto individual como colectivo, entendiendo el empoderamiento como herramienta fundamental de fortalecimiento de las capacidades de las mujeres, objetivo que se alinea con los propuestos en el III Plan para la Igualdad de Pamplona, como con los ejes clave del acuerdo programático de los grupos políticos que constituyen el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pamplona en el mandato (2015-2019).

La propuesta de implementación de esta metodología se plantea desde la perspectiva de género; el enfoque feminista del empoderamiento parte de la idea de que el cambio personal que viven las mujeres cuando son conscientes de su situación y posición en la sociedad, es una condición necesaria para implicarse en una labor colectiva de participación social, que permita transformar las estructuras existentes. En consecuencia, el empoderamiento es una noción clave en el camino hacia la equidad. Por otro lado, como la idea es que las participantes sean motores de cambio, la posibilidad de que puedan conocer y aprender de experiencias de diferentes realidades, puede despertar la chispa para que en la comunidad, barrio, espacio de cotidiano y proximidad, se puedan llevar a cabo otra serie de acciones que hasta ese momento no se habían considerado posibles.

Interesa resaltar, en el marco de trabajo de la Asociación Colectivo Urbanas y unido al interés por dar un paso más y pasar a la acción, surge como la necesidad de realizar acciones que nos permitan seguir ahondando tanto en la reflexión como en el trabajo conjunto, así como la importancia de dar a conocer el fundamento de nuestro quehacer y promover espacios de reflexión abiertos, que inviten a la participación y colaboración en las actividades que desarrollamos y en nuestra organización.

Los objetivos que se plantean con este proyecto, son los siguientes:

  • Impulsar la participación y la acción comunitaria con perspectiva de género en la planificación urbana.
  • Conocer y poner en práctica metodologías y herramientas de innovación social para trabajar en grupos y comunidades.
  • Promover el empoderamiento de las mujeres y de las organizaciones en las que se inscriben, entendiendo este proceso, en palabras de Magdalena León[2], como “un proceso por medio del cual las mujeres incrementan su capacidad de configurar sus propias vidas y su entorno, una evolución en la conscientización de las mujeres sobre sí mismas, en su estatus y en su eficacia en las interacciones sociales”.
  • Fomentar la participación de las mujeres en el desarrollo de acciones de transformación física del espacio y de transformación social.
  • Contribuir a la eliminación de obstáculos que todavía impiden a las mujeres el disfrute pleno del derecho a la ciudad
  • Favorecer y fortalecer a la sociedad civil (compuesta por mujeres y hombres en toda su diversidad). Promover la organización social, la construcción de alianzas, la formación de liderazgos y la construcción de nuevas relaciones para el fortalecimiento de la sociedad y de la igualdad.
  • Proveer de diversidad de espacios, presencias y voces que faciliten alianzas, consensos y participaciones diversas, para la legitimación de la incidencia política como acción colectiva.
  • Potenciar el compromiso comunitario en el cuidado de espacios públicos y la apropiación del espacio.

[1] Metodología que tiene su origen en la sistematización de experiencias de desarrollo comunitario realizadas por el Instituto Elos de Brasil https://institutoelos.org/?lang=en

[2]  De León; Magdalena (comp.): Poder y empoderamiento de las mujeres, Tercer Mundo Editores, Bogotá, 1997

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: